Conoce la historia del aire acondicionado, aquí

Muchos no lo saben, pero el aire acondicionado no es precisamente un invento reciente. De hecho, su origen está en el antiguo Egipto y surgió como una respuesta a la necesidad de combatir el calor. Esta es la historia del aire acondicionado, no te la pierdas.

Historia del aire acondicionado

Tal y como se mencionó hace un momento, los egipcios idearon diversas técnicas para que sus faraones disfrutaran de un ambiente agradable y fresco. La estructura del palacio estaba revestida en piedra y por ello se requería que los esclavos desmontaran las paredes cada noche para transportarlas al desierto del Sahara, donde las temperaturas eran más bajas y podían enfriarlas.

Antes de que el sol saliera de nuevo, debían transportar las piedras de vuelta a su sitio, evidentemente era un arduo trabajo, pero de esta forma conseguían que el faraón disfrutara de temperaturas de 26 grados mientras que afuera hacían 40.

Esa es la historia antigua, pero el aire acondicionado que conocemos hoy en día surgió en 1842 con Lord Kelvin, quien creó un sistema de enfriamiento capaz de aportar temperaturas agradables al ambiente, por medio de un frigorífico hermético que absorbía el calor por acción de un gas refrigerante.

Hay quienes establecen el origen de este invento en 1902, momento en que Willis Haviland Carrier estableció las bases de la refrigeración que aún está vigentes. Inicialmente lo hizo para dar solución a los problemas generados por el exceso de humedad en el aire enfriado.

Historia del aire acondicionado

Más adelante, creó una máquina que podía controlar la temperatura y la humedad por medio de tubos enfriados y a esta invención se le ha considerado como el primer aire acondicionado.

Fue patentado en 1906 como un artefacto para tratamiento del aire, pero no fue sino hasta que Stuart H. Cramer creó oro equipo que emitía vapor de agua en las fábricas de telas cuando se utilizó el concepto de aire acondicionado, pues permitía acondiciona los hilos.

A partir de 1928 comenzaron a fabricarse diversos modelos de aires acondicionados para el hogar. No obstante, su éxito se vio afectado por la depresión económica que atravesaba Estados Unidos para el momento y fue entonces hasta después de la Segunda Guerra Mundial cuando estos artefactos se expandieron al resto del mundo.

Hoy en día, gracias a los avances tecnológicos, es posible disfrutar de un ambiente fresco aunque afuera las temperaturas sean elevadas. Incluso, puedes escoger el tipo de aire acondicionado que mejor se adapte a tus espacios y necesidades.

(Visited 15 times, 1 visits today)

Deja un comentario