Biografía de Edward Gorey y sus Principales Libros

La principal herramienta de un artista es la inspiración, que lo hará envolver a todo el que admire sus creaciones. Edward Gorey, mostrará su extravagancia desde su forma de vestir, hasta el estilo macabro mezclado con lo cómico sembrado en sus libros. Veamos cómo fue que logró ser un reconocido escritor, ilustrador y diseñador de vestuarios.

edward-gorey

Edward Gorey: Biografía

Nació en Chicago, Illinois, el 22 de febrero 1925. Sus padres, Helen Dunham y Edward Lee Gorey, se divorciaron cuando apenas tenía once años, en este tiempo tuvo varias madrastras entre ellas, Corinna Mura (1909-1965), que fue una cabaretera que tenía una pequeño papel en la película clásica de Casablanca, como la mujer que toca la guitarra mientras canta “la Marsellesa” del Rick’s Café.

Su padre era un periodista. Su Bisabuela materna, Helen St. John Garvey, era una muy popular  escritora y artista del siglo XIX, de quien afirmó haber heredado su talento.

En 1952 sus padres deciden regresar y volver a casarse, teniendo Edward Gorey, veintisiete años. Entre los años 1935 a 1942, asistió a varias escuelas, fue en 1943 cuando adquirió sus primeros conocimientos en el mundo artístico, estando en l Chicago Art Institute,  el cual catálogo el mismo Gorey, de insignificante por lo que solo estuvo un semestre.

Para el año de 1945, se alistó en el ejército de los Estado Unidos, en el Campamento de Dugway Proving Ground, Utah. Más tarde en el año de 1946 finalizado su servicio, asistió a la universidad de Harvard, donde realizó sus estudios en francés y compartió habitación, con su amigo el futuro poeta para aquel entonces, Frank O’Hara.

A principios de la década de 1950, Gorey, con un grupo de alumnos de Harvard recientes incluyendo, Alison Lurie, John Ashbery, Donald Hall y Frank O’Hara, entre otros, fundó el Teatro de los Poetas en Cambridge, que fue apoyada por los miembros de la facultad de Harvard John Ciardi y Thornton Wilder .

edward-gorey

Infancia de Edward Gorey

Cuando durante una entrevista se le llegaba a preguntar por su infancia, parece algo inútil lograr saber si era fácil o si fue difícil. De acuerdo a sus comentarios, él aprendió a leer por sí mismo a la edad de los 3 años y medio y con ya 7, se encontraba leyendo el famoso cuento de “Alicia en el País de las Maravillas” y también el de Drácula, del cual dice que le daba un miedo de muerte.

Lo que es la pérdida de inocencia al parecer, llega más temprano a su vida que en el caso de otros niños. Con 7 años de edad comenzó a leer Frankenstein y de acuerdo a lo que destacó, le había parecido algo muy aburrido por lo que dijo: “verdaderamente no se me ocurrió que pudiese saltarme nada”.

Con ya 8 años de edad leyó a Víctor Hugo. Recordando su infancia llega a decir: “una de las carencias más importantes de mi vida, fue que nunca logré aprender a hacer papel maché y ahora, ya es demasiado tarde”.

Sin embargo,  no se sabe si lo llegó a decir en serio, o se encontraba tratando de divertirse con una de sus aburridas entrevistas, que le llegaban a hacer los periodistas interesados solamente en poder escarbar, en un supuesto pasado algo traumático, que llegase a justificar su gusto por lo macabro.

edward gorey

Cambios y Herencia

También llega a recordar una gran cantidad de mudanzas que tuvo, los saltos de los grados de la escuela primaria, y unos 5 tipos de cambios en la escuela secundaria. El autor decía: “Nunca logré comprender esto. Odiaba el tener que moverme y en todo momento estábamos haciéndolo. En ciertas ocasiones nos mudábamos justo a otro apartamento que se encontraba al lado de nuestro bloque, todo llegaba a ser muy extraño”.

La gran parte de su tiempo lo llegó a pasar leyendo, al igual que jugando al monopolio o incluso viendo películas, aficiones que le iban a acompañar en el transcurrir de toda su vida. Por lo que parecía estar algo obsesionado, por las cintas de los criminales y también por los filmes de horror, sin embargo, de la misma manera le “encantó El jardín secreto y los libros de A.A. Milne”.

El primer dibujo que llegó a realizar Gorey, con tan solo 1 año y medio, fue extremadamente guardado de forma muy cuidadosa por muchos años por su madre. En éste, se pueden llegar a visualizar una especie de salchichas con ventanas. Lo que él dibujaba era los trenes que podía ver pasar por la casa de sus abuelos.

La abuela fue la que mantuvo a su familia con los diversos dibujos de postales, que realizó por muchos años. Ella llega a ser la única antepasada, que es conocida con un don artístico. Por lo demás, la vida cotidiana de Gorey no posee sucesos destacados.

edward-gorey

Carrera Profesional

Desde 1953, se muda a Nueva York. Trabajó para el Departamento de Arte de DoubleDay Anchor, donde comenzó otra de sus pasiones, ilustrando portados de libro, como: Drácula de Bram Stoker, La Guerra de los Mundos de H.G Wells, o el Libro de los Gatos Habilidosos del Viejo Possum de T.S Eliot.

Nace en esta nueva faceta, su primer trabajo literario, The Unstrung Harp (El Arpa Sin Encordar), publicada en 1953. Gorey, utilizó varios seudónimos para sus publicaciones los más conocidos,  Ogdred Weary.

A comienzos de los años 50 él colaboró haciendo los posters, al igual que los escritos y un poco de dirección, con la denominada Boston  Shakespeare Company, ciudad en la que iba a trabajar en tiempo parcial en una librería. Por las tardes se la pasaría escribiendo los limeriks del que es su 2do libro “El Desván del Listado”.

Edward Gorey dijo que le hubiese gustado mucho haber podido tener su propia librería hasta que trabajó por 3 años en una  y fue el bibliotecario “hasta que conoció a un par de locos”. Como editor, no llegaba a tener fondos y tuvo que llegar a esperar unos cuantos años para poder fundar su propia editorial conocida como “Fantod Press”. No había nadie más interesado en sus propuestas, así que se dijo a él mismo:

“Al demonio con todo, yo las voy a publicar únicamente bajo mi propio sello artístico y punto, llamado Fantod Press. Por lo que decidí hacer todo el trabajo propio, los dibujos, el texto, al igual que la tipografía, el diseño y incluso las cubiertas. La mayoría llegaron a ser unas tiras de unos 200 ejemplares”.

EDWAR-GOREY

Nueva York

Como una persona de una época olvidada, Edward Gorey solía disfrutar de la soledad, para poder realizar y crear una pieza única y muy singular. Por lo que crea el texto, diseña el libro, la ilustración es elaborada de una manera excepcional y le da un toque de tamaño pequeño, el cual es ideal con su trabajo fino.

Los dos primeros libros de este hombre llegaron a ser publicados, por una editorial pequeña que ni siquiera tenía demasiado dinero, ni tampoco llegó a prestarle mucha atención a sus pequeños libros. “Grandes cantidades de estos mismos libros, según recuerda en una entrevista que le hicieron, se vendieron unos años después en las calles de la ciudad, específicamente la calle 42, por el precio de unos 19 centavos”

Una clase de locura para todos sus fans, que actualmente llegan a cancelar cientos de dólares, por lograr obtener las ediciones originales de estos libros de Edward Gorey. Durante muchos años alterna su vida en la ciudad de Nueva York, con una casa en las áreas de Cape Cod, en donde se va estableciendo de manera progresiva desde el año 1963.

Nueva York llega a ser el centro de la actividad, su gran trabajo, sus amigos y, lo más importante llegó a ser el ballet, sin embargo, igualmente suele ser un espacio de distracción.

“En la ciudad de Nueva York el problema suele ser que, si salgo por la puerta, el día se va ir muy rápido”. El día que se llegó a dar cuenta de que observando por una ventana de un restaurante griego podía “Observar cómo pasaban mucha más gente por esta ventana, que la que Jane Austen, llegó a ver en toda su vida”. Por lo que desde ese mismo día tomó la decisión de irse a vivir de manera completa a Cape Cod, por el resto de sus días, hasta que muriese.

EDWAR-GOREY

Resaltado en el Arte Victoriano

Los libros de historias ilustradas y dibujos de Gorey, con sus aires ominosos enmarcados en las épocas victoriana y eduardina, tuvieron un seguimiento de culto, pero Gorey, llegó a ser bien conocido a través de su introducción a la serie de la (PBS), Mystery en 1980 y sus diseños para la producción de Broadway de Drácula en 1977, para la cual ganó el Tony Award al Mejor Diseño de Vestuario y fue también nominado para el Mejor Diseño Escénico.

Asimismo, la particular estética de su obra ha servido de inspiración con posterioridad para el diseño de, por ejemplo, videojuegos Neverending Nightmares y homenajes en series de televisión como dos breves relatos contados en, Dark Stanley y The D’ohcial Network de los Simpson.

Sus personajes habitualmente visten ropas más propias, de finales del siglo XIX o principios del siglo XX y las normalmente breves historias, algunas desarrolladas en apenas cuatro líneas de texto y una imagen, discurren en escenarios más propios de estos periodos, que retrotraen a los vistos en otras producciones como, la serie Downtown Abbey.

Asimismo, el uso prácticamente exclusivo del blanco y negro, así como de sombras o texturas generadas a través del rallado, recuerdan en gran medida a los grabados propios del periodo victoriano, a lo que se suma el reducido tamaño de sus ilustraciones.

EDWAR-GOREY

Pasiones y Aficiones

Edward Gorey, vivió en Yarmouth Port, Massachusetts, en Cape Cod, donde escribió y dirigió numerosos espectáculos nocturnos, lugar en el que a menudo presentaba sus propias marionetas de papel maché, en una compañía conocida como La Theatricule Stoique. Su mayor trabajo teatral fue el libreto para “Opera Seria for Handpuppets”, The White Canoe, para una partitura del compositor Daniel James Wolf.

Fue muy conocida su afición al ballet, durante muchos años, asistió a todas las representaciones del New York City Ballet y a los gatos, ambas figuras aparecen en su obra. Su conocimiento de la literatura y el cine era inusualmente extenso, en sus entrevistas, nombraba como alguno de sus artistas favoritos a:

  • Jane Austen
  • Francis Bacon (pintor)
  • George Balanchine
  • Balthus
  • Louis Feuillade
  • Ronald Firbank
  • Lady Murasaki Shikibu
  • Robert Musil
  • Yasujirō Ozu
  • Anthony Trollope
  • Vermeer.

Gran parte de su obra, fue recogida con posterioridad en cuatro grandes antologías, denominadas, Amphigorey, Amphigorey too, Amphigorey also y Amphigorey againAsimismo, con anterioridad a su muerte, se comenzó a grabar el documental The Last Days of Edward Gorey, dirigido por Christopher Seufert, que se centraba en la vida del autor, estrenado en el año 2019.

Edward Gorey, más allá de ser excéntrico es muy admirado por grandes y prominente artistas además de productores, del siglo XX. Su personalidad tan criticada, marcó en muchos corazones como el de Tim Burton, que para la actualidad utilizan esa versatilidad macabra y bizarra, para sus creaciones.

EDWAR-GOREY

Sus Influencias

Gorey llegaba a ser una mezcla singular de erudito y de amante de lo popular. Su escritora favorita que se encontraba por encima de todos era Jane Austen a la cual él catalogaba como “mi ídolo”. Sabía muy bien de memoria el famoso cuento de Alicia en el país de las maravillas y también a los escritos de Edward Lear. Su inspiración era la que procedía de las épocas victorianas y de las eduardianas, sin embargo, sus ilustraciones poseen igualmente unos toques de los años 20 del pasado siglo.

Otro de sus grandes libros favoritos llegaba a ser el de la escritora japonesa llamada Lady Murasaki, el titulado “Los cuentos de Genji”. De este mismo libro y de la cultura japonesa, del cual se llegaba a declarar un gran admirador fue que Edward Gorey heredó la sutilidad y al mismo tiempo la ligereza en sus composiciones, como también un cierto tipo de hieratismo en los rostros de cada uno de sus personajes.

Su gran cantidad de gatos, aparte, de que llegaban a tener nombres los cuales eran provenientes de esta misma novela. Encantado por la ilustración del siglo XIX, los grabados en madera y en acero son los que dejan notar su clase de influencia en cada una de las composiciones, las cuales son realizadas en blanco y en negro con una gran cantidad de detalles como si fuesen a ser impresas en un bloque.

Sus pintores favoritos llegaban a ser los siguientes: Paolo Uccello, Piero de la Francesca, Georges de la Tour, Vermeer, Balthus, Francis Bacon. Su veta popular es la que provenía de su gusto por llegar a leer sobre los crímenes de verdad y también sobre las diversas historias de detectives. Sobre los crímenes, a estos los prefería por su autenticidad, de los británicos.

EDWAR-GOREY

Su Estilo de Vida

A pesar de su apariencia, Edward Gorey no llegaba a ser en su totalidad un snob. Sus viejos vaqueros, la reclusión voluntaria, el poco afán de notoriedad y también la poca ambición lo llegaron a convertir en todo un personaje.

Este hombre siempre acostumbraba a no contestar el teléfono a partir de determinada hora, (sus amigos llegaban a contar con una especie de sistema de llamada por timbres, corte, vuelta a llamar, que en ese entonces funcionaba de manera perfecta) y los periodistas, al igual que los admiradores se las veían y las deseaban, para poder conseguir unas pocas palabras de él, o simplemente para implicarle en un proyecto.

Cuando finalmente alguien lograba dar con él, para preguntarle por qué él odiaba tanto a los pequeños de las casas, solamente respondía con contestaciones geniales como: “La verdad es que yo no conozco a ninguno de ellos”.

En cierto momento de su vida una joven muy bonita, de acuerdo a lo que recuerda Theroux, quien ha llegado a escribir 1 de los libros de mayor conocimientos y popularidad sobre Gorey, apoyado en los muchos años de amistad, ella le abordó para poder decirle, que le fascinaban cada uno de sus libros y que él simplemente había llegado a cambiar su vida. No sin algo de ironía, él le llegó a contestar: Oh, de verdad lo siento mucho. Sinceramente espero que me puedas disculpar por eso.

Nada que ver con un personaje morboso, como a muchas personas les gustaba calificarlo. Existe un tipo de aspecto en su vida el cual era muy importante. Durante todo su recorrido Edward Gorey vivió solo. Nunca se le llegó a conocer ninguna pareja, ni tampoco una relación. Él disfrutaba de su soledad y de cada una de sus rutinas.

EDWAR-GOREY

Legado de Gorey

El día 13 de abril del año 2000 un amigo fontanero, que se encontraba arreglando algo en la casa de Gorey le llegó a decir: “Bueno, Ted, esto que acabo de hacer te van a ser unos 20 dólares que me debes”. En ese momento Gorey se desplomó sobre su sofá e inclinó la cabeza. El amigo llegó a pensar que simplemente se trataba de una de sus muchas bromas, sin embargo, no era así, Gorey en ese momento murió de un infarto.

Las noticias en los periódicos luego de su muerte, llegaron a hacer mucho énfasis, en un personaje que tenía muchos gustos macabros y melancólicos, por otra parte, de sospechoso por haber vivido solo durante tantos años de su vida. Sus amigos en muchas ocasiones llegaron a desmentir que él era un hombre jovial, encantador y muy buen amigo.

De la misma forma que se interpretó a su persona de forma libre, sus libros igualmente, llegaron a ser siempre recordados como unas obras de culto. El reconocimiento de manera pública del cineasta llamado, Tim Burton en su trabajo, así como también otros llegaron a desviar la atención de los especialistas en los libros para los niños.

Su casa de Cape Cod se llama Elephant House y es el tema de un libro de fotografías, titulado Elephant House: O bien, el hogar de Edward Gorey, con fotografías y texto por Kevin McDermott. La casa es ahora el Museo de Edward Gorey Casa. Gorey dejó la mayor parte de sus bienes, a un fondo de caridad en beneficio de los gatos y los perros, así como otras especies, incluyendo los murciélagos e insectos.

EDWAR-GOREY

Obras de Edward Gorey

Este autor autodidacta, llegó a escribir en todo su carrera más de 100 libros, no todos con reconocimiento internacional. destacaremos las obras principales de Edward Gorey, dando un toque único y singular a cada introducción, hecha por el mismo.

El Arpa sin Cuerdas (1953)

El 18 de noviembre de años alternos, Earbrass comienza a escribir “su nueva novela”. Hace semanas eligió su título al azar de una lista de ellos que guarda en un pequeño cuaderno verde. Como era la hora del té del 17, está alarmado por no haber pensado en un complot al que The Unstrung Harp podría aplicarse, pero su mente seguirá volviendo a la última galleta en el plato. Así comienza lo que el Suplemento Literario del Times llamó “una pequeña obra maestra”.

El Arpa sin Cuerdas, es una mirada a la vida literaria y sus “problemas concomitantes: aislamiento, bloqueo del escritor, celos profesionales y aburrimiento simple”.

Pero, como con todos los libros de Edward Gorey, también trata sobre la vida en general , con su angustia, nabos, conjunciones, enfermedad, derrota, cuerda, fiestas, no fiestas, urnas, desorientación, desafección, garras, pérdida, trebisonda, servilletas, vergüenza, piedras, distancia, fiebre, antípodas, papilla, glaciares, incoherencia, etiquetas, miasma, amputación, mareas, engaño, luto.

Finalmente, trata sobre Gorey el escritor. Es un espejo roto de un libro y está dedicado a RDP o (Real Persona Querida).

EDWAR-GOREYEl Huésped Dudoso (1957)

Hay que ser muy educado para soportar a ciertos huéspedes, sobre todo si nos rompen los libros, nos muerden los platos y no nos prestan atención. Ante todo si se instalan en nuestra casa y se niegan a marcharse. Cuando en alguna furiosa noche de invierno oiga sonar el timbre, no acuda a la puerta y apague la luz.

Es un breve libro ilustrado por Edward Gorey , publicado por primera vez por Doubleday en 1957. Es el tercero de los libros y las comparte con sus otros un sentido del absurdo, meticuloso de Gorey trama cruzada  y una aparentemente eduardiano de ajuste. El libro comienza con la aparición repentina de un extraño pingüino, criatura que se ubica en una casa señorial de finales de siglo.

Una familia aristocrática lucha para coexistir con la criatura, que es por turnos abatido y travieso. Por la última página, el huésped se ha mantenido durante diecisiete años y no muestra “ninguna intención de irse”.

La Lección Objetiva (1958)

Un libro de imágenes por Edward Gorey. Una obra surrealista donde el arte y la literatura, es típico de Gorey vanguardista estilo de la narración, con Victorian y Edwardian. Son dibujos de línea y la configuración, cada uno se describe con un fragmento de frase que se suma a una narrativa continua más grande.

EDWAR-GOREY

Las imágenes y el texto se combinan para contar una historia extraña y oscura. Aunque internamente consistente, coherente y estructurada, el escrito tiene una calidad inconexa y desorientadora, con melancólicas y mórbidos efectos de buen humor. El libro se recoge en la primera compilación de Gorey, Amphigorey .

El Dios Insecto (1959)

La obra relata la historia de una niña de apenas cinco años de edad llamada Millicent Frastley, quien se aventuró a jugar sola a orillas de un parque. Mientras jugaba, un coche negro se detuvo cerca de ella. Del coche apareció un rostro verdoso quien ofreció a la niña confites de canela y la niña, sin poder resistirse, los tomó. Fue en este momento en el que el personaje misterioso del coche la secuestró sin dejar mayor rastro del crimen.

Una vez que el coche llega a las puertas de un edificio de muros macizos y altos, el cuento acaba por contar el trágico fin de Millicent, pues, al final, una horda de insectos lleva a la niña a un gran salón en donde la ofrecen como sacrificio al “Dios de los Insectos”.

El relato completo gira en torno a su historia, pues los temas cruciales que trata el cuento son el secuestro infantil y el sacrificio humano.

EDWAR-GOREY

El Curioso Sofá (1961)

Es una parodia de la novela erótica, uno de esos pequeños libros que se lee en cinco minutos pero que deja un regusto divertido, esa fue en un principio la atención de su autor, aunque en la época en que se hizo patente su publicación no dejó de correr el escándalo al definir su autor la obra como “obra pornografía”. Y es que no hay mejor forma de levantar el escándalo que la propia sociedad a la que va dirigida la obra, aunque ésta fuese desterrada del panorama librero.

En ella no vamos a encontrar ni desnudos ni sexo explícito, sino que todo queda en la imaginación del lector, quien pondrá escena a todas las insinuaciones que el propio autor deja para el libre albedrío.

EDWAR-GOREY

La Niña Desdichada (1961)

Charlotte Sophia, quedó en manos del abogado de la familia. El abogado la puso de inmediato en un internado. Allí, las maestras la castigaban por cosas que no había hecho. Las otras alumnas le rompían la muñeca, arrancándole piernas y brazo. Huérfana, atormentada por las compañeras del colegio y esclavizada por un bruto alcohólico, la protagonista de este libro sobrevive, animada solo por su fuerza infantil, para seguir sufriendo.

La trágica crónica de la vida de Charlotte Sophia, es la materia perfecta para el magistral arte narrativo de Edward Gorey.

El Retorno de la Muñeca Negra (1962)

En este cuento enigmático, surrealista y maravillosamente entretenido, tres figuras misteriosas partieron de Willowdale, viajando en un automóvil. En el camino a ninguna parte en particular, pasan una serie de personajes extraños y observan una serie de fenómenos desconcertantes, desde una casa incendiada en un campo, hasta una mansión palaciega encaramada precariamente en un acantilado.

Al mismo tiempo profundamente irritante y completamente hilarante, misteriosamente y absurdamente divertido, el Willowdale Handcar, es el antiguo Edward Gorey.

EDWAR-GOREY

La Fábrica de Vinagre (1963)

Las obras Vinagre: tres volúmenes de Instrucción Moral, es un box set de tres libros ilustrados por Edward Gorey. El Gashlycrumb Tinies , El Dios de insectos , y el ala del oeste , cada uno que gira en torno a temas de la muerte y el terror infantil, en el gótico de la tradición.

  • El Gashlycrumb Tinies: (posiblemente la obra más famosa de Gorey) es un abecedario , o inscripción del alfabeto Inglés. Se a estilizado como un poema que describe la muerte de 26 niños, las iniciales de sus nombres correspondientes a las letras del alfabeto indican su muerte. (Por ejemplo, “A es para Amy que se cayó por las escaleras.”) La calidad instructiva del libro es en la enseñanza del alfabeto con un nemónico dispositivo.
  • El Dios de Insectos: es el único libro de la colección con una narrativa clara. De ello se desprende una niña, que ha atraído lejos de su niñera por antropomórficas insectos . La calidad instructiva del libro es en la enseñanza peligro de los extraños. La niña no habría cumplido con la catástrofe de los insectos depredadores, d no haberse desviado de su niñera.
  • El Ala Oeste: es más duro que sus predecesores en la colección de explicar. No contiene ninguna instrucción clara para cualquier cosa. Además de una inscripción del nombre The West Wing, por encima de una puerta, el libro no tiene palabras. Es una secuencia numerada de imágenes de una posiblemente perseguido edificio. Algunas de las imágenes son mundanos, como puertas que dan a un pasillo, y otros más fantasmales.

EDWAR-GOREY

Traficante de Sueños (1963)

Tres niños despreocupados y felices que cantan y trenzan flores; un monstruo cavernario que come fango y sanguijuelas y quiere cambiar de dieta, un encuentro inevitable y el triunfo de la naturaleza. Dulce y perturbadora, El Wuggly Ump es otra obra maestra de este inimitable creador.

EDWAR-GOREY

El Ala Oeste (1964)

En “El Ala Oeste”, no hay palabras y el protagonista, es una casa donde las grietas y el empapelado de las paredes, el sinsentido de las escaleras y las puertas, además de las turbulencia de los suelos, son más intensos que los pocos seres vivos, que deambulan por ella como fantasmas.

El Jardín Maléfico (1965)

La familia inocente y feliz visita el Jardín Maléfico (la entrada es gratuita), para disfrutar de una tarde de sol en un atrayente paisaje poblado de árboles y flores exóticas. Pronto empiezan a oírse voces y sonidos extraños y cuando aparecen, empiezan a actuar insectos peludos, famélicas plantas carnívoras y hasta una boa constrictor, la ominosa aprehensión de la familia se transforma en incontenido pánico.

Un pequeño cuento ilustrado y escrito por Edward Gorey, en el que lo macabro es el protagonista. Tiene menos de cuarenta páginas, pero puede hacer que tus pelos se ericen con una facilidad irrefrenable. Sorprende la frialdad con la que Gorey narra estas muertes, de personas que no sabemos ni cómo se llaman. Ante esa frivolidad, en la que la tragedia casi no tiene ni sentido, podemos encontrar un toque de hilaridad.

EDWAR-GOREY

El Murciélago dorado (1967)

Edward Gorey, homenajea a una de sus grandes pasiones el ballet, presenta la transformación de Maudie Splaytoe, propensa a mirar pájaros muertos en Splatova Mirella, la primera bailarina elegante y misteriosa. Cuenta una triste historia que asciende a la fama con un final inesperado y terrible.

El Zoo Absoluto (1967)

Del zoológico personal de Goreynos llega una colección de animales exóticos no siempre mansos, peligrosos, grandes, pequeños, tímidos y comestibles. Unos flotan, otros se arrastran. Algunos duermen todo el día y hay uno que no deja de mirar. Conviene entrar con cuidado.

La otra Estatua (1968)

Esta es una maravillosa impresión a gran escala que cuenta con la obra de arte de Edward Gorey. En esta imagen el barbudo, abrigo de piel vestido Dr. Maximilian Belgravius, está conduciendo con un compañero es un coche de antaño, una limusina de tapa abierta tal vez. Están vestidos con un estilo victoriano que Gorey era conocido por retratar, un abrigo de tweed, gorras y piel.

El Hierro Tonic (1969)

“Tarde de Invierno en Solitario Valle” es una casa de campo en surrealista misterio, es decir, una serie de pistas que no se suman a una solución escrita e ilustrada por Edward Gorey . Dedicado a la memoria de la abuela materna del autor, Helen St. John Garvey.

EDWAR-GOREY

La bicicleta Epipléjica (1969)

Una bicicleta que anda sola, tienta a unos hermanos aburridos y los lleva por largos paisajes cargados de misterio. Una aventura extravagante que dura casi doscientos años.

En “La Bicicleta Epipléjica”, de Edward Gorey, el espacio, el tiempo y la conducta de los personajes se rigen por leyes propias, dominadas por el humor y el absurdo.

Recopilación Edward Gorey

El conseguir sus obras podía ser una ardua tarea. Los costos elevado y pocas traducciones, complicaban el poder obtener sus obras en gran escala. Por ello la editorial Valdemar, se enfoca en hacer un compendio de sus obras. Las Amphigorey, como se titulan, logran alcanzar una gran variedad de lectores y expandir el reconocimiento de Gorey.

Amphigorey (1972):

Primer volumen de la edición, publicada con una cantidad de 15 obras.

Demasiado Amphigore (1975):

Segundo volumen de la edición, contiene 20 de las obras.

También Amphigorey (1983):

Tercer volumen de la edición, abarca 17 obras.

Amphigorey De nuevo  (2006):

Cuarto volumen y último de la edición, posee 28 obras.

El Lado Oscuro de una Vida feliz: Edward Gorey

Edward Gorey ha llegado a ser uno de los más grandes ilustradores prolíficos y también originales del siglo XX. No suele ser una casualidad que se hable de él en los momentos cuando se va acercando la temporada de Halloween, debido a que efectivamente cada uno de sus dibujos pertenecen a una clase de “imaginario macabro y también grotesco e inconfundible occidental”.

El mismo autor llegaba a definir su obra como “whimsically macabre”, o sea algo caprichosamente macabra y también “literata nonsense”, por su tipo de sentido surrealista. Era algo que de forma rápida hace a los lectores pensar en un cierto gusto estético, sin embargo, sazonado con mucha cantidad de humor.

El autor llegaba a decir lo siguiente: Las personas surrealistas son personas que llegaban a pensar que no había nada más misterioso que la misma vida cotidiana. En eso yo si estoy de acuerdo. La vida cotidiana llega a ser algo muy desconcertante.

A decir verdad, sus historias siempre hablan de las presencias oscuras, de la muerte, de las grandes mansiones decadentes y suele ser verdad que el autor lograba conseguir que el lector se llegase a sentir algo incómodo, perturbado, con la clase de sensación de que es verdad que algo terrible iba a suceder.

Sin embargo, el lado irónico y también caricaturizado, en todo momento muy claramente evidente, es lo que hace que las mismas historias se logren mantener en un equilibrio irresistible.

Edward Gorey, con cada uno de sus dibujos en blanco y negro y también con sus personajes pálidos y larguiruchos, ha podido ser capaz de fascinar ya sea a los adultos como también a los niños. Y la verdad llega a ser que la misma persona de este hombre se lograba inscribir de manera perfecta en su intención artística.

edward-gorey

Inspiraciones en el Cine

Para poder llegar a entender la gran influencia del trabajo de Edward Gorey en la cultura visual de la actualidad, se pensar en Tim Burton, quien es uno de los mayores fans, que con sus películas, tales como: Bettlejuice y Edward Scissorshead (Eduardo Manos de tijeras).

Y la verdad llega a ser que la misma persona de este hombre, se lograba inscribir de manera perfecta en su intención artística, siempre cuando algunos observan sus fotos, no dejan de pensar, por ejemplo, en las grandes personalidades tales como las de Oscar Wilde, o a la de Charles Baudelaire, que llegaban a ser afines a la suya.

Ha llegado a revivir el instinto imaginario de Gorey en la gran pantalla del cine. Se debe de admitir que, a pesar de que no se llegue a conocer de forma directa a este gran hombre ilustrador, su estilo y también su estética llegan a resultar por lo menos algo familiares.

Si bien tanto lo grotesco y también lo macabro llegan a ser los trazos más reconocibles de su estilo, junto a lo que es su aire victoriano de sus dibujos y de su personalidad dandy, lo tipo estético no puede llegar a ser el único marco en el que puede llevar a cabo un tipo de análisis exhaustivo de lo que es la obra de Edward Gorey.

Este tipo de autor llegaba a tener una cultura profunda y también una clase de curiosidad voraz en las disciplinas diferentes. Ante todo esto se encontraba su enorme amor por el arte, también por la literatura y por el teatro, célebre suele ser su aporte en el diseño para lo que es la producción de Broadway de Drácula, en el año 1977.

Lo curioso es que este hombre llamado Edward Gorey podía llegar a hablar de manera apasionada de los poetas tales como T.S. Eliot o de los grandes filósofos como Wittgenstein, junto a una serie como Buffy la cazavampiros o el Expediente X. Su cultura era algo así como de 360°.

edward-gorey

Características de un Artista

Por otro lado, su formación artística no llegó a ser muy consistente. En el año 1943 logró estudiar 1 solo semestre en el Chicago Art Institute. En ciertas entrevistas Edward Gorey llega a admitir que se ha sentido muy inseguro con sus dibujos, su proceso creativo llegaba a comenzar en todo momento desde la parte literaria, luego, en un 2do momento, estaba trabajando en la parte visual.

Y de forma efectiva todas sus ilustraciones poseen las dimensiones estrictas de las publicaciones definitivas. Igualmente, la elección del blanco y negro llegó a ser inicialmente establecida por las diversas necesidades económicas de la impresión, y al final Edward Gorey, como él mismo lo llegó a decir, acabó pensando solo en las escalas de grises.

Un ejemplo de artista y de un ilustrador que llegando a ser autodidacta ha logrado conseguir el llegar muy lejos y que les demuestra al público como la curiosidad insaciable suele ser la mejor herramienta para poder crecer y también mejorar en sus pasiones y en su trabajo. La cultura llega a ser en todo momento el recurso de mayor valor, como también el buscar los nuevos desafíos para poder encontrar los estímulos que requieren.

El estilo tan personal y también cautivador de Edward Gorey ha llegado a ser el resultado de su capacidad individual de poder visualizar y el reelaborar toda la inspiración que le llegaba de sus artistas favoritos.

edward-gorey

Lo curioso suele ser que un personaje tan emblemático y, al parecer, muy inquieto, en verdad se trataba de una persona muy tranquilo, poco propenso a lo que es el viaje y lo mucho rutinario. Habían unas 2 cosas entre todas las cosas en el mundo que le llegaban a hacer feliz: los libros y los gatos.

Seudónimos

Gorey era muy aficionado a los juegos de palabras, particularmente anagramas. Él escribió muchos de sus libros bajo seudónimos que por lo general eran combinaciones de su propio nombre, (lo más famoso Ogdred Weary). Algunas de ellas se enumeran a continuación, con el título del libro correspondiente. Eduard blutig es también un juego de palabras: “blutig” es el alemán (la lengua de la que estos dos libros supuestamente fueron traducidos) para “sangrienta” o “sangriento”.

  • Ogdred Weary – El curioso Sofá , La Beastly bebé
  • La señora regera Dowdy – El Infante Pías , El libro Izzard
  • Eduard blutig – El Mal Jardín (traducido del Der Garten Böse por la Sra Regera Dowdy), El Tenedor de sintonización (traducido del Der Zeitirrthum por la Sra Regera Dowdy)
  • Raddory Gewe – El undécimo episodio
  • Dogear Wryde – El Broken Spoke, Ciclismo Tarjetas
  • EG Deadworry – El legado Awdrey-Gore y su nieto GE Deadworry
  • D. Awdrey-Gore – La Toastrack Enigma , La tragedia Blancmange , El misterio de la postal.
  • Waredo Dyrge – El Awdrey-Gore Legado parodia de Hércules Poirot
  • Edward cerdo – El libro sin título
  • Wardore Edgy
  • Madame Groeda Weyrd – El Paquete Fantod
  • Dewda Yorger – “El Rewdgo Serie Deary para Intrepid Señoritas.

Si la Biografía de Edward Gorey y sus Libros Principales le gustó, no se vaya sin ver los siguientes artículos:

Noah Gordon: Biografía y sus Principales Libros

Las Ventanas del Cielo de Gonzalo Giner: Resumen

Resumen de la Obra Corazón del Escritor Edmundo de Amicis

(Visited 44 times, 1 visits today)

Deja un comentario