Historia del Bolígrafo y su evolución hasta nuestros tiempos

El bolígrafo es un objeto de uso cotidiano, ¿quién no ha utilizado un bolígrafo? está claro que se trata de un invento que nos ha facilitado la vida cuando se trata de escribir y comunicarnos mediante un texto escrito o incluso para dibujar; pero ¿sabes quién lo inventó?, el primer bolígrafo creado en el mundo no era nada parecido a lo que utilizamos ahora, descubre a continuación todo sobre la historia del bolígrafo.

historia del boligrafo

El bolígrafo nació como solución a una necesidad y con el pasar del tiempo se fue mejorando hasta convertirse en lo que conocemos hoy en día como este instrumento. La referencia más antigua que se tiene sobre la historia del bolígrafo ubican a un reportero identificado como Ladislao Biro a quien se le complicaba bastante tomar las notas de sus entrevistas con su pluma fuente.

Con el nombre de pluma fuente o estilográfica se conoció a un instrumento utilizado para escribir que contenía un depósito interno de tinta que se iba dosificando hacia la punta a medida que se escribía.

Sin embargo, había muchas fallas en este sistema y por diversas razones era muy frecuente que la tinta no saliera o se vertieran manchones inesperados por exceso de la misma sobre el papel. Ante la necesidad de inventarse algo mejor, el hermano de Biro cuyo nombre era George y químico de profesión, utilizó toda su sabiduría en la materia para crear una tinta especial para usarse al escribir.

Lo único malo que había en esta novedosa tinta, es que no podía utilizarse en la tradicional pluma fuente porque se atascaba durante la escritura. De manera inesperada, mientras Biro observaba a un grupo de niños jugar libremente en la calle con algunas canicas, haciéndolas atravesar un charco y dejando un trazo en el suelo en su recorrido mientras estaban mojadas, se le ocurrió una idea brillante.

Fue así como puso en marcha el ingenio para crear una plumilla que tuviera una pequeña esfera en la punta; lo más difícil en este punto sería cómo crear una esfera de tamaño tan diminuto pero tras años de intentos, finalmente en 1938 logró patentar su primer prototipo en Hungría y Francia.

La historia del bolígrafo no termina aquí, si quieres seguir descubriendo todo lo que ocurrió para convertir a este instrumento en lo que conocemos hoy en día, te invitamos a continuar leyendo  cómo ha evolucionado el bolígrafo.

(Visited 29 times, 1 visits today)

Deja un comentario