¿Cómo Mejorar tu Técnica de Natación?: Ejercicios y Consejos

Dentro del triatlón, la natación destaca como el componente más intrincado de los tres. La razón principal reside en la complejidad del gesto técnico del estilo crol, que supera considerablemente la ejecución del ciclismo o la carrera a pie.

Osaría afirmar que el tiempo requerido para aprender a correr con una técnica refinada es equiparable al necesario para adquirir habilidades básicas en la natación. En el presente artículo, desglosaré los elementos fundamentales que contribuirán a mejorar tu destreza en el agua.

¿Cómo Mejorar tu Técnica de Natación?: Ejercicios y Consejos

Aspectos clave para mejorar tu técnica de natación

Mantener el control técnico es esencial para lograr un estilo de natación eficiente, fluido y rápido. Vamos a desglosar los cinco elementos clave de la técnica de crol para entender cómo aplicarlos y mejorar tu desempeño en la piscina.

1. El Agarre

La clave para un buen agarre radica en resistir la tentación de buscar velocidad. Inicia el movimiento con el brazo extendido, generando presión en el agua mediante un agarre seguido de un barrido perpendicular hacia abajo y ligeramente hacia afuera.

La sincronización es crucial; la mano que se encuentra en la fase de recuperación debe entrar en el agua al mismo tiempo que la otra completa el agarre. La premisa de «terminar la brazada rápidamente no equivale a más velocidad» destaca la importancia de asegurar que la mano complete cada paso para obtener una propulsión efectiva.

2. El Empuje

La fase de empuje implica aplicar una presión moderada sobre el agua mientras el brazo se dirige hacia el interior del cuerpo. El codo debe apuntar a la pared lateral de la piscina, preparando el giro del cuerpo. Mantén el ritmo adecuado: mientras una mano finaliza la tracción, la otra inicia el recobro para proporcionar estabilidad y soporte.

3. Extensión y Respiración

Finaliza la fase de empuje con un barrido hacia atrás, limpiando los muslos sutilmente. Integra la respiración de manera fluida en la brazada sin movimientos exagerados. El recobro debe sincronizarse con el empuje hacia atrás para mantener una eficiencia constante.

4. Rolido

Imagina un eje a través del centro del cuerpo para controlar el giro durante el nado. Durante la recuperación, el codo debe ser la parte más alta, contribuyendo al equilibrio y control del rolido. La coordinación del rolido es esencial para lograr un arrastre delantero efectivo y un ritmo natural de nado. La posición adecuada del cuerpo, evitando balanceos laterales de caderas y piernas, es crucial para una ejecución exitosa.




5. La Patada

Las caderas desempeñan un papel clave, proporcionando un impulso competente y de gran alcance. Para una patada correcta, extiende las piernas y apunta los dedos en línea recta, generando un movimiento enérgico desde la cadera y la parte superior de los muslos. La parte baja de la pierna realiza un latigazo suave y coordinado con el resto del movimiento de la pierna.

Al comprender y aplicar estos elementos, podrás perfeccionar tu técnica de natación y disfrutar de un estilo más eficiente y elegante en el agua.

5 Ejercicios de técnica de natación

Pocos temas en el ámbito de la natación suscitan tanta controversia y debate como los drills o ejercicios de técnica. La mayoría de los entrenadores y atletas respaldan la idea de que trabajar la técnica es crucial para alcanzar mejores resultados en las competiciones. Ya sea que los ames o los odies, si buscas perfeccionar tu nado en el triatlón, los ejercicios de técnica son inevitables. Debes incorporarlos a tu rutina.

Echemos un vistazo a los siguientes ejercicios:

  1. Arrastre con los dedos: Mantener el codo alto es esencial para maximizar el alcance y mejorar la eficiencia en el agua. Practica el arrastre con la punta de los dedos, rozando la superficie del agua. También puedes complicarlo sumergiendo toda la mano.
  2. Puños: Explora el impacto mágico de tu mano en el proceso de arrastre al nadar con los puños cerrados. Este ejercicio destaca el papel crucial de los antebrazos, proporcionando una nueva perspectiva sobre la posición de las manos y los antebrazos.
  3. Cremalleras: Mejora tu técnica al trabajar en la rotación lateral del cuerpo y mantener la mano de recuperación cerca. Fuerza la rotación y desliza el pulgar del brazo de recuperación desde la cadera hasta el lado antes de colocarlo.
  4. Puesta a punto: Para ganar velocidad, es necesario reducir la velocidad. Menos brazadas significan menos gasto de energía, crucial en el triatlón. Este ejercicio optimiza tu alcance, asegurando máxima potencia en cada brazada. Evita pasar directamente de la recuperación a la tracción; extiende el brazo antes de comenzar la tracción opuesta.
  5. Patada: Aunque las patadas deben minimizarse en la natación del triatlón, es esencial trabajarlas durante los entrenamientos. Enfócate en la posición del cuerpo y la patada. La patada ideal se sitúa a unos 30-30 centímetros de profundidad en el agua, con los talones sobresaliendo en la patada hacia abajo. Impulsa la patada desde la cadera, con los dedos de los pies hacia abajo y la rodilla ligeramente flexionada. Utiliza una tabla para fortalecer la patada, apuntando con los dedos y evitando doblar las rodillas.
(Visited 16 times, 1 visits today)

Deja un comentario