Un Viejo que Leía Novelas de Amor: Resumen y Argumento

La naturaleza es un lugar impresionante, lleno de increíbles animales y paisajes, y perturbarla, es un pecado en contra de ella. Hoy vamos a dar un repaso por el resumen de Un Viejo que Leía Novelas de Amor, historia que nos sitúa en la selva amazónica. Y que viene con una serie de aprendizajes para el lector, entre los que tenemos el respeto y el amor hacia la naturaleza.

un-viejo-que-leia-novelas-de-amor-resumen

Un Viejo que Leía Novelas de Amor Resumen

Este libro está dividido en capítulos que no tienen un título específico, en total tenemos 8. Debido a que algunos eventos del pasado son contados más adelante y para hacer este resumen más sencillo, se realizará de forma cronológica. O sea, describiendo los hechos que ocurrieron primero aunque pertenezcan a un capítulo más avanzado de la historia.

Antonio y su Esposa

El resumen de Un Viejo que Leía Novelas de Amor comienza con un joven Antonio José Bolívar Proaño, que reside en un pueblo pequeño. Este contrae matrimonio a la corta edad de 13 años, con Dolores Encarnación del Santísimo Sacramento Estupiñán Otávalo, una joven religiosa. Gracias a que ambos estaban tan pequeños al unirse, fue el padre de Dolores, quien los acogía en su hogar. Era una caza pequeña, pero que daba sustento a los 3, y que sirvió como refugio mientras los jóvenes crecían.

Luego de varios años, el padre de Dolores fallece y esta casa, además de los terrenos queda al cargo de los jóvenes. Ellos, como una joven pareja aspiraban a tener un hijo, pero la joven no lograba quedar embarazada. Es así, como ambos comenzaron a buscar ayuda entre doctores y curanderos locales, sin solución alguna realmente.

un-viejo-que-leia-novelas-de-amor-resumen

Llegaron a tal punto, que decidieron salir del lugar donde residían y transportarse a los rincones de la selva del Amazonas. Lugar en donde pasan algún tiempo y construyen una choza en donde vivir, mientras a su vez, seguir intentando que la joven se embarazara.

Desgraciadamente para la pareja, quienes desconocían lo incontrolable y dura que puede ser la selva para las personas, llegan a pasar momentos difíciles. Momentos que no hacen más que empeorar cuando Dolores contrae malaria, y fiebre alta que termina por acabar su vida.

Cuestión que entristece realmente a Antonio, quien acaba por odiar la selva y la naturaleza debido a la pérdida de su mujer. Este en su miseria acaba por adentrarse más en la selva y por gracias del destino, acaba encontrándose con una tribu errante conocida como Shuar.

La Tribu Shuar

Esta tribu posee creencias marcadas y un gran respeto por la naturaleza, está llena de cazadores y personas que han vivido siempre en la selva. Son personas pacíficas con una cultura diferente a todo en lo que hasta ese entonces creía el joven Antonio.

Antonio queda fascinado y empieza a juntarse con esta tribu, respetando sus creencias y tratando de ser uno de ellos. Aquí aprende cuestiones como cazar con cerbatana y dardos envenenados, pescar, sobrevivir en el entorno, y por sobre todo a respetar a la naturaleza.

un-viejo-que-leia-novelas-de-amor-resumen

Por ello la mentalidad de Juan fue cambiando con el tiempo, ya no veía a la selva como un lugar hostil para los humanos. Más bien, comenzó a darse cuenta de que el ser humano era en realidad una amenaza para este entorno tan precioso. Al mismo tiempo se hizo amigo de varios lugareños miembros de la tribu, en especial de uno llamado Nushiño, quien se convirtió en su compadre.

La Expulsión de la Tribu

Pasó un largo tiempo, y Antonio siguió junto a la Tribu Shuar, donde cada vez se adaptaba más a sus costumbres. A pesar de ello, la tribu no lo consideraba como uno de sus miembros, pero lo respetaban y dejaban que hiciera toda actividad con ellos. Cuestión que un día, un grupo de la tribu salió a cazar y fueron atacados por personas extranjeras, quienes los veían como una amenaza. Dentro de este grupo estaba Nushiño, quien muere a manos de un arma de fuego disparada por estas personas.

Esto enfurece a Antonio y a la tribu, quienes deciden emboscar a estas personas, y hacerlos pagar por sus actos contra su gente. Cuestión que forman un grupo conformado por Antonio y otros habitantes, quienes logran rastrear y emboscar exitosamente a estas personas. Antonio cegado por la ira decide disparar con un arma de fuego a uno de estos individuos, dándole la muerte casi instantánea. Esto, más que ser algo bueno, resulta como algo malo para Antonio, porque los miembros de la tribu se enojan con él.

Dicho enojo, viene porque Antonio, además de utilizar un arma de fuego, disparo al sujeto sin que se pudiera defender. Estas dos cuestiones eran imperdonables dentro de la tribu, y terminaron por echarlo de la misma, prohibiendo que se juntara con ellos.

La Lectura y Las Novelas Románticas

Pasados unos años, Antonio se instaló en un poblado muy creciente en el que vivían varias personas, llamado El Idilio. Este pueblo se encontraba relativamente cercano a la zona donde habitaban los Shuar, y tenía su propio puerto. Lugar al que cada cierto tiempo llegaban barcos con suministros y otro tipo de ayudas para los nativos de la zona. Es acá donde en cierto momento llega un cura, para llevar las enseñanzas de la iglesia a estas personas. Quedándose a vivir unos días en la ciudad antes de regresar a su pueblo natal.

Este cura, sabía leer y escribir, cuestión que Antonio, quien no sabía hacer nada de esto muestra interés por aprender. Le ofrece al cura un par de animales que había cazado días anteriores y este en agradecimiento le enseña a leer. Es entonces cuando Antonio comienza a apasionarse por la lectura, viajando a un par de lugares y bibliotecas en busca de libros. Eso sí, muy difícilmente podía escribir, y nunca aprendió completamente a hacerlo. Dentro de todos los libros que Antonio leía, sus favoritos eran las novelas románticas, esas con historias complicadas y finales felices. El hombre sentía que se transportaba a los lugares donde ocurrían las historias que con tanto anhelo leía todos los días.

El Puerto

Al puerto de este lugar también llegaban otros individuos que venían cada mucho tiempo, como el cartero y el dentista. Ambos, iban al poblado solo dos veces al año, y cumplían su función cada uno. El cartero llevaba las cartas tanto a los ciudadanos como a los nativos, cartas que la gente enviaba con muy poca frecuencia. Mientras tanto, el dentista, llamado Rubicundo se encargaba de la salud dental de los ciudadanos y nativos, era un sujeto muy temido por su profesión.

A pesar de ello, era una buena persona, y con el tiempo se convirtió en el mejor amigo de Antonio. Cada vez que Rubicundo venia al poblado, traía consigo varios libros románticos para que Antonio pudiera leerlos, bajo este gesto ambos tuvieron una gran amistad.

El Idilio y la Tigresa

Muchos años después, ya teniendo a un Antonio de casi 70 años de edad, quien seguía leyendo y amando la naturaleza, sucede algo grave. Y es que al pueblo llega la noticia de encontraron el cuerpo de una persona gravemente herida. Esto conmociona a los ciudadanos del lugar, quienes se reúnen para observar el cadáver del hombre. Es aquí donde se nos presenta al alcalde del pueblo, un sujeto muy poco querido por los habitantes, que imponía impuestos absurdos por todo.

El alcalde, frente a los residentes del poblado, observa y analiza el cadáver, afirmando pronto que el sujeto había sido atacado por la tribu Shuar. Cuestión que inmediatamente saca su pistola y apunta a unos nativos que estaban presentes en el poblado. Ante dicho movimiento, Antonio alza la voz para afirmar que el sujeto estaba equivocado y las heridas no eran de una persona. Por el contrario, las heridas que tenía el sujeto eran de un animal, quien además había orinado el cadáver para marcarlo. Este animal era una tigresa señaló nuestro ya envejecido protagonista.

un-viejo-que-leia-novelas-de-amor-resumen

El alcalde le cree al viejo, y este deja de apuntar a los indios quienes regresan a avisar sobre la tigresa a su gente. Antonio, señala además, que estos animales no atacaban a menos que se vieran amenazados, por lo que determina que el fallecido era un cazador. Quien además, seguro había perturbado a las crías del animal, haciendo que el mismo enfureciera y decidiera acabar con su vida.

Cazando a la Tigresa

Luego de probar sangre humana la tigresa seguiría matando personas, esta luego de que perturbaran su hábitat, vería a todos los humanos como sus enemigos. A este cadáver le siguieron varios más. Por ello, los ciudadanos del pueblo deciden formar un grupo para darle caza al animal.

Este grupo queda integrado por Antonio y varios ciudadanos entre los que iba también el alcalde. En su expedición, es nuestro protagonista quien demuestra que conoce la selva realmente y a la naturaleza en general. Es tal su conocimiento que va guiando al grupo, intentando no perturbar la paz de la selva, y sin dañar el ecosistema. A pesar de ello, cierto día se cruzan con un oso mielero, un animal inofensivo, sobre el que giraban numerosas leyendas y creencias.

El alcalde mata al animal sin pensarlo dos veces, a lo que Antonio se enfurece completamente con él. Exclamando que ese animal no hacía nada y que según varias leyendas, asesinar a un oso mielero traía muy mala suerte a su asesino.

Tiempo después, el viejo se calmó, y siguieron buscando a la tigresa, acercándose poco a poco a su guarida. Aquí es donde se encuentran a un Tigre herido, a quien Antonio mata para sacar de su sufrimiento. Se determina que este era la pareja de la Tigresa y prosiguen con su búsqueda. Varios miembros del grupo, junto con el alcalde se marchan por cobardía, este último ofrece recompensar a Antonio si mataba al animal.

Y es así como inició la lucha contra la tigresa, quien es cazada de forma exitosa por Antonio. Luego de matarla, el viejo agarra el cuerpo y lo transporta hacia el río, en donde lo deja irse con la corriente en señal de respeto. Antonio regresa a su casa pensando en cómo las personas son capaces de destruir la naturaleza y a los animales. Una vez allí, planea seguir leyendo las novelas románticas que tanto le fascinaban al viejo hombre. Y así, es como finaliza el resumen de un Viejo que Leía Novelas de Amor.

Argumento del Libro 

Este libro nos cuenta la historia de un viejo señor llamado Antonio, quien amaba la naturaleza y las novelas románticas. Y se nos relatan, los eventos que suceden cuando una tigresa amenaza el poblado donde reside este señor. Aquí seguiremos a varios personajes mientras intentan dar caza al animal mientras se nos va revelando el pasado de Antonio. Pasado lleno de eventos que lo convirtieron en una persona que ama y respeta a la naturaleza y a los animales. Cuestión que el libro nos enseña como los humanos representamos más peligro para la naturaleza que ella para nosotros.

Información y Otros Datos del Libro

Un Viejo que Leía Novelas de Amor, en resumen,  es un libro publicado en el año 1989 y está escrito por el chileno Luis Sepúlveda. Este libro pertenece al género de novela, y narra una historia ocurrida en un pueblo ubicado en la selva del Amazonas. Cuenta además, con personajes ficticios, pero habla de una tribu real que es la Tribu Shuar.

Esta historia, esta relatada por un narrador que nos habla en tercera persona solo los hechos que van ocurriendo en la trama. Así mismo, este narrador también nos describe los pensamientos que tienen los personajes, aunque el mismo no tiene un papel activo dentro de la historia.

Este libro cuenta con una gran fama desde su lanzamiento, logrando ser traducido a varios idiomas y vendiéndose bien en varios países. Aparte, obtuvo críticas en su mayoría positivas valiéndose de una gran reputación, la cual solo sirvió para obtener aún más fama. Su fama llego a tal punto, que se corono como ganador del Premio Tigre Juan, un galardón que se da a las mejores obras literarias. También cuenta con una adaptación cinematográfica a la pantalla grande, cuyo guión fue escrito por el mismo Luis Sepúlveda, y se estrenó en 2001.

Si te gustó el resumen de Un Viejo que Leía Novelas de Amor, entonces te recomendamos leer estos artículos:

(Visited 343 times, 1 visits today)
Categorías Ficción

Deja un comentario