Resumen de los Hornos de Hitler, de Olga Lengyel

Durante la segunda guerra mundial se cometieron crimines terribles en contra de la humanidad, en los que se vieron afectados millones de personas. Entre las cuestiones más terribles que hicieron los nazis, tenemos la creación de campos de concentración, donde salieron vivas muy pocas personas. Hoy vamos a dar un resumen de los Hornos de Hitler, libro que narra las experiencias de una de las sobrevivientes de estos lugares.

los-hornos-de-hitler-resumen

Resumen de los Hornos de Hitler

El resumen de los Hornos de Hitler será dividido de forma cronológica, según se va desarrollando la historia. En donde podremos mencionar eventos ocurridos en varios capítulos durante un mismo título que cubra los eventos más importantes ocurridos en él.

La Segunda Guerra Mundial

El resumen de los Hornos de Hitler, comienza en algún punto del año 1944, gran parte de Europa estaba apoderada por el régimen nazi, que estaba encabezado por Hitler. Múltiples historias corrían alrededor del continente, en donde la gente señalaba las atrocidades que estaba cometiendo el régimen por aquellos días.

La gente de este partido se veía a sí misma como personas de una raza superior que era merecedora del control mundial. Creencia que venía, de que eran personas de piel blanca, cuyo linaje no estaba mezclado y se denominaban como raza aria.

Esta creencia, se acompañaba con un gran nivel de xenofobia y desprecio hacia a otras razas y personas que pensaran o fueran diferentes. Un odio tan fuerte que impulso a la creación de múltiples campos de concentración, en donde llevaban principalmente a Judíos. Pero, en ellos también se enviaba a personas que estuvieran contra el régimen, gitanos  y cualquier persona que pensara diferente.

Estos campos  servían como matadero y fuente de trabajos forzados, en los que las personas eran sometidas contra su voluntad. Aquí se realizaban actos terribles, la esperanza de vida era muy baja, y las personas eran tratadas como animales.

El Hospital de los Lengyel

Olga y Miklos Lengyel, eran una pareja de doctores provenientes de Rumanía, ambos tenían un hospital en el municipio de Cluj-Napoca. Ellos, eran personas honestas y amables, que trataban a todas las personas que llegaban a dicho hospital, sin tener en cuenta su raza.

Es así como durante la guerra, este lugar sirvió para tratar a soldados, judíos y cualquiera que necesitara ayuda médica. Cuestión que debían hacer en secreto, intentando no ser acusados al régimen, quienes tenían reputación de tratar mal a los que ayudan a judíos.

Los doctores Lengyel además, vivían en una casa, donde además de ellos estaban sus padres y sus hijos. Pero al ser gente que manejaba un hospital, tenían cierto alcance económico como para subsistir bien incluso en la época de la guerra. Esto era objetivo de envidia de otros ciudadanos y soldados alemanes que se paseaban por allí. Hay que destacar, que los soldados nazis eran famosos por extorsionar y saquear negocios de toda clase de personas, ojo, no todos lo hacían.

A pesar de ello, no fue un soldado el que extorsiono a la familia, más bien, fue uno de los que trabajaba en el hospital. Este sujeto le contó a un soldado, que en dicho hospital estaban atendiendo judíos, y que podían tomar cartas en el asunto para sacar dinero.

Este soldado encaro a Olga, la amenazó diciendo que harían daño a su esposo y a toda su familia. Pero, si ella firmaba un contrato donde pasara todos sus bienes, incluidos el hospital y su casa, entonces los dejarían en paz. Por ello, Olga, muy asustada por el destino de su familia firmo el contrato y cedió todo a este soldado.

los-hornos-de-hitler-resumen

El Tren

A pesar de que Olga firmo el contrato, el soldado acuso a Miklos con sus superiores, y este fue solicitado de inmediato. Solicitado, para ir a Alemania, donde nadie se imaginó, que iban a meterlo en un campo de concentración. Su esposa, al ver que se lo llevaban, trato de hacer todo lo posible para evitarlo, pero sus intentos fueron en vano. Uno de los soldados se acercó a ella y le dijo que si tanto le importaba, podía irse con su esposo, no había ningún inconveniente.

Olga y los padres de ella y su marido, estuvieron dudosos ante dicha propuesta, ya que parecía una trampa, pero igual aceptó. Ella no sabía qué hacer con sus padres y sus hijos, así que decidió llevarlos también a Alemania, decisión que luego lamentaría muchísimo.

Es así, como Olga y su familia son guiados por los soldados a una estación de trenes, en donde había muchas personas. Esperaron un tiempo, hasta que fueron subidos a uno de los vagones del tren, vagones que iban completamente repletos de personas.

Llegaban a tal punto, que los pasajeros no se podían sentar y estaban muy pegados entre sí. Este vagón, tenía la capacidad como para llevar máximo 8 caballos, pero dentro de él, se transportaban alrededor de 96 personas. Entre las que se incluían hombres, mujeres, niños y ancianos.

Eran los guardias, quienes se encargaban de suministrar la comida y bebida, cuestión que era difícil, por lo amontonadas que estaban las personas. Por ello, muchos pasajeros se quedaron sin comer ni beber durante este viaje, que duro unos 3 días. Olga nos dice, que al menos 3 personas murieron de inanición durante este viaje, debido a las condiciones terribles de tren. Esta experiencia era lo peor que había vivido Olga en su vida, al menos hasta ese momento.

Birkenau

Luego de que terminaron su viaje, Olga y su familia llegaron a una estación donde había muchísimas personas y soldados. Los soldados bajaron a todo el mundo de los vagones y comenzaron a dividir a las personas. Por un lado, se iban los niños y ancianos, por el otro, hombres y mujeres de edad adulta.

Pensando que lo peor que podría pasar eran trabajos forzados, Olga le miente sobre la edad de su hijo mayor a un soldado. Es así, como los padres e hijos de los Lengyel, son enviados en un grupo y Olga y su esposo son enviados en otro. La pareja, junto con otros adultos, son enviados a un edificio rojo, donde nuevamente son divididos, esta vez por género. Las mujeres son llevadas a una habitación en donde se las desnuda, se les registra, se les corta el cabello y luego son enviadas a trabajos forzados.

Durante el registro, Olga logra esconder de forma exitosa una píldora venenosa sin que los soldados se enteren. Cuestión que pasa por este proceso y es llevada a un cuarto, donde debía compartir con alrededor de 20 personas.

Toda salida estaba rodeada por una pared de alambre de púas, por las noches, se encendían luces para vigilar y no dejar que nadie escapara. Además, había un olor muy particular, algo dulce, que según provenía de una panadería, en palabras de uno de los soldados.

Este lugar se llamaba Birkenau, y era uno de los campos de concentración que tenían cámaras de gas y trabajos forzados. Se podría decir que estaba destinado principalmente al exterminio de los que tuvieran la mala suerte de llegar allí.

Las Cámaras de Gas

A los pocos días de entrar acá, Olga descubre el destino que tuvieron sus familiares, ellos fueron llevados a la cámara de gas. Las cámaras de gas, eran unos cuartos grandes, en los que se alojaban a varias personas para lo que ellos pensaban era una ducha. Pero, que resultaba en soltar una bomba, llena de gas de cianuro que pronto acababa con la vida de todos los que ahí estuvieran.

Los pocos que quedaban vivos, lo hacían agonizando y a unos pocos pasos de una muerte inevitable, que vendría luego por ellos. A estas cámaras se enviaban a los niños, ancianos y personas al azar , escogidas por nazis de alto nivel encargados del campo de concentración.

Cada día, se asesinaba a grandes cantidades de personas en estos cuartos, y las selecciones eran ciertos días a la semana. Muchos lograban escapar de este destino, escapando segundos antes de entrar, otros, por su parte, no corrían con la misma suerte. Así mismo, nunca se les decía realmente a los que llegaban a estos campos que estas cámaras eran de muerte. Los rumores de esto, eran cuestiones que pasaban los reclusos entre sí, y muchos eran incrédulos de este destino fatal.

La Vida en Birkenau

Al enterarse de la muerte de sus familiares, Olga quedó muy deprimida y devastada, casi pensando en suicidarse. A pesar de ello, decidió vivir, y seguir adelante sin importar las duras pruebas que se le pusieran en el camino. La comida de este lugar era horrible, se les alimentaba con sopa en mal estado y pan negro principalmente. Estos venían en raciones pequeñas, que difícilmente podrían llenar el estómago de una persona adulta, y cuyos nutrientes eran escasos.

Era esta la razón de porque las personas adelgazaban a niveles extremos, quedando sus huesos expuestos a la vista. Simplemente eran condiciones degradantes y quejarse era sinónimo de ser golpeado y reprendido por los soldados y mandos de lugar. Otro de los ámbitos que tenía el lugar, era que los presos debían trabajar en contra de su voluntad. Trabajos, que iban desde transportar cadáveres, hasta ayudar con el tratamiento médico de otros reclusos.

Otra cuestión, era que ciertos días a la semana, los nazis de mayor grado escogían al grupo de personas que debía morir. Ellos, simplemente escogían señalando quienes era los elegidos para ir a la cámara de gas en ese momento. Cosa que hacían ya fuera al azar,  por las condiciones en que se encontraban los individuos o por simple disgusto hacia esa persona.

Sobreviviendo en un Campo de Concentración

El resumen de los Hornos de Hitler continua ya dentro del campo de concentración. Donde para poder sobrevivir, los reclusos debían contrabandear todo tipo de elementos, ya fueran comidos, objetos, medicinas o ropa. Esto hizo que se crearan mercados dentro del campo, en donde se utilizaba el trueque para tener acceso a lo que necesitaran las personas. Hasta la ropa tenía un valor elevado en este lugar, ya que lo poco que había estaba muy dañado. Tener buena ropa o incluso zapatos, era considerado como un privilegio que no cualquiera podía tener.

El deseo sexual también estaba presente en dichos campos, muchas mujeres llegaron a prostituirse por tener algo que comer. Cuestión que hacían, ya fuera con los guardias o con otros reclusos para obtener algún bien o alimento. Olga llego a enterarse de esto de la peor manera, un sujeto incluso se hizo pasar por su amigo para luego tratar de seducirla. Un intento de seducción utilizando la comida que tenía, a lo que ella, quedó muy deprimida, observando como su amigo la estaba utilizando.

Otro día, un señor que no tenía dientes le ofreció un pedazo de pan a ella, ya que él no podía comérselo. Olga lo acepta, para luego ser robada por otra mujer, quien se lo quito a la fuerza, ella no pudo hacer nada. Esto nos hace ver lo rudo que podía ser un lugar como este si no eras una persona medianamente fuerte.

La Condena a Muerte

En cierto momento, Olga fue señalada para ir directo a la cámara de gas, ella era consciente de a donde se dirigía. Por ello, y con una gran astucia y sigilo, logra escapar antes de entrar a ese lugar, donde llega a una oficina donde roba algunos ropajes. Luego va directo de nuevo a los dormitorios que compartía con otras mujeres sin ser detectada por los guardias. Una de sus compañeras se da cuenta, pero le dice que cerraría la boca si Olga le da sus botas, cuestión que ella hace.

La Enfermería

La enfermería fue abierta, tiempo después que llegara Olga al lugar, en este lugar se atendía a los reclusos. Era un sitio pequeño que antiguamente servía como depósito y contaba con muy pocos utensilios médicos, por lo que las practicas eran rudimentarias e insalubres.

Así mismo, los utensilios no contaban con material para  esterilizarlos por lo que tenían que usarlo en todos sus pacientes. Aunado a eso, el hecho de no contar con muchos medicamento o suplementos, garantizaban casi de inmediato que las personas que entraban ahí morirían. Muchos pacientes llegaban a este lugar, eran más lo que morían que los que sobrevivían, pero igualmente se hacía algo. Aquí llegaban desde personas con fiebre, gripa y otros males, hasta mujeres en estado de embarazo.

Las Mujeres Embarazadas

El sexo y la depravación estaban presentes en estos campos, desde romances hasta prostitución, las reclusas podían quedar embarazadas. Esto, más que ser algo bueno, significaba una marca de muerte en la futura madre y en su criatura no nacida. Las embarazadas eran tratadas en la enfermería por Olga y otras enfermeras, allí mismo daban a luz bajo condiciones deplorables. Condiciones, bajos las que igualmente llegaban a nacer vivos algunos bebès, y esto era lo peor que podía suceder.

Si la madre llegaba a engendrar un bebé vivo, ella y su hijo eran enviados de manera inmediata a la cámara de gas. Pero, por el contrario, si él bebé nacía muerto, o la madre llegaba a abortar, podía salvarse la vida de ella. Cuestión por la cual, dentro de la misma enfermería, Olga y las otras enfermeras tuvieron que asesinar bebés recién nacidos para salvar a sus madres.

La Resistencia

Un grupo de reclusos crearon una resistencia, en oposición al régimen nazi, su objetivo era vivir, para demostrarle al mundo lo que les hicieron. Objetivo, que aunque pareciera sencillo, era realmente complicado, la esperanza de vida era muy baja en este lugar. Uno de sus integrantes era conocido como L, un francés que le ofreció a Olga unirse a ellos y formar parte del grupo. Ella aceptó, a lo que el francés le recomendó que se postulara al área de correos, un sitio donde podría tener acceso a las cartas.

El correo,en ese lugar, siempre estaba bajo vigilancia, y cualquier intento por pedir ayuda era condenada a la muerte bajo las cámaras de gas. Olga sigue el consejo de L y comienza a trabajar en este espacio, donde se entera de todo lo que sucede en el área. Ya sea dentro de su campo de concentración, como en los circundantes.

El Alto Mando Nazi

En este campo de concentración, había unas figuras con muy alto poder dentro del régimen nazi. Ellos decidían quienes eran los que iban a morir a la hora de seleccionar gente para las cámaras de gas. Algunos incluso, torturaban y hacían experimentos con los reclusos.

Una de ellas era Irma Griese, una mujer joven de 22 años, quien disfrutaba de pasear por allí y torturar a hombres y mujeres. Olga nos la describe como una mujer hermosa, que paseaba de aquí por allá, luciendo sus vestidos y perfumes frente a las reclusas. Ella era tan temida por los reclusos, que recibió el apodo de ‘’El Ángel de la Muerte’’, nombre perfecto para lo que era, un demonio.

Fritz Klein, por su parte, dentro del alto mando nazi, era el más cordial y por así decirlo humano. Este sujeto llego a perdonar la vida de muchos reclusos antes de ser enviados a las cámaras de gas. Además, fue el quien puso a Olga en el cargo de enfermera, y se encargó de fundar el pequeño centro médico del lugar. Otro de los miembros era el doctor Mengerle, un nazi famoso por sus experimentos en reclusos que terminaban viviendo un infierno en sus manos. Este, estaba principalmente interesado en trabajar con gemelos y mujeres, para ver que tenían de especial.

Los Experimentos Nazis

Dentro de estos campos de concentración, los nazis tenían doctores como Mengerle, quienes hacían experimentos con los reclusos. Estos iban de todo tipo, desde cómo reaccionaron al ser amputado alguno de sus miembros, hasta cuanto se aguantaba antes de morir de inanición.

Otro de los experimentos realizados por ellos, y favorito de algunos, era el de castrar hombres de todo tipo y de varias maneras. También, tenemos someter a mujeres a fuerte exposición de rayos x, para luego retirar sus ovarios y ver el efecto que estos generaban. Sin mencionar los cruces que de pronto intentaban, entrenando perros y otros animales para tener relaciones con mujeres y ver que ocurría con ellas.

Ellos utilizaban a las personas que sacaban directamente de los campos de concentración, cuyo destino en general, era morir. Llegaron incluso a introducir químicos en la comida de todos los residentes del lugar, para ver qué efectos tenían en todos ellos.

La Religión

La religión era un tema muy controversial en este lugar, las personas que demostraban su fé, obtenían siempre la peor parte. Daba igual su creencia, si eran judíos, cristianos o lo que fueran, si lo demostraban iban a pasarlo muy mal. Ya fuera por parte de los soldados, quienes los ridiculizaban y maltrataban, o para ser elegidos para las cámaras de gas.

Los curas cristianos eran frecuentemente golpeados y las mujeres que servían de monjas eran tomadas y violadas constantemente por los soldados. Además, eran obligados a presenciar los peores eventos que una persona podría ver, eventos degenerados de carácter sexual.

Resumen de los Hornos de Hitler: Olga y Miklos

Continuando el resumen de los Hornos de Hitler y durante la estadía de Olga en este lugar, solo pudo ver un par de veces a su esposo, quien estaba en otro grupo. La primera vez, ocurre al poco tiempo de llegar, ahí logra escabullirse y verlo en el patio, donde los guardias pronto los separan y golpean.

La segunda vez es más significativa, Olga, ya formando parte de la resistencia, logra escabullirse y mandar una carta a su esposo. Ambos se terminan viendo en cierto rincón de este lugar, donde comparten una corta conversación, sin poder abrazarse o tocarse. Esto se debe a que estaban siendo vigilados por los guardias y soldados alemanes, entonces se despiden.

La mujer nunca se esperó que luego de despedirse, sería la última vez que lo vería, pues este muere poco tiempo después. Muerte que es ocasionada por el disparo de un guardia luego de que intentara ayudar a un sujeto dentro del infierno, mejor conocido como Birkenau. Se nos revela además, como en ambas ocasiones, los esposos no podían creer el estado en que se encontraban. Literalmente estaban hasta en los huesos, ver a su pareja en ese estado fue algo que devastó en su momento a Olga, también a Miklos.

Vientos de Libertad

L logra hacer una radio casera en la que los reclusos escuchan noticias de cómo los rusos y los aliados triunfaban ante los nazis. Esto solo alegraba a la gente que comenzaba a tener esperanza en ser liberada en algún momento. Cierto día, además, llega a la enfermería un sujeto que está alegre, por lo que Olga le pregunta la causa de su felicidad. El mismo le informa muy discretamente que recibió noticias de cómo los nazis comenzaban a perder terreno en la guerra.

Tiempo después, los soldados y miembros del alto mando comenzaron actos desesperados que alertaron a los reclusos. Estaban quemando documentos importantes, la cámara de gas funcionaba a su máxima potencia, simplemente no sabían que hacer. La orden era clara, eliminar todo rastro de culpabilidad, de aquello que habían hecho, para no meterse en algún problema. Cosa que no lograron hacer, ya que los rusos y aliados cada vez ganaban más y más terreno,o sea las noticias de libertad eran ciertas.

os-hornos-de-hitler-resumen

Su última jugada, fue desalojar estos campos de concentración y llevar a los reclusos a pie hacia otra ubicación. Nadie podía tener acceso a ellos, nadie podía saber lo que allí habían hecho, nadie podía saber quiénes eran los responsables. Es así como comenzaron a caminar a la deriva, con rumbo desconocido, pero con los guardias alertas de cualquier movimiento. Una de las órdenes que pasaba por las cabezas del alto mando era la de asesinar a todos los reclusos. Si no habían testigos, entonces nadie podría acusarlos a la ligera, cuestión que no se sabe que hicieron al final con ellos.

Escape y Final

Olga se las ingenió para encontrar el momento perfecto para escapar, incluso viéndose rodeada de guardias y soldados alemanes. Como se encontraban lejos del campo, logro llegar con una familia de granjeros, quienes la escondieron de los soldados alemanes. Estos soldados transportaban a tantas personas, que en ningún momento se dieron cuenta del escape que realizó Olga.

En este resumen, al final del Libro los Hornos de Hitler, ella logró escapar de los nazis, y seguir viviendo, aún con la perdida de toda su familia. Literalmente fue la última sobreviviente de todos ellos, y este fue un trauma para toda su vida. Al final del resumen de Los Hornos de Hitler, Olga decide dedicar un capítulo, para recordar la memoria, de todos los afectados de esta guerra. Tanto por su familia, como por las amistades que perdió durante el desarrollo de ese infierno conocido como campo de concentración.

Opinión sobre el Libro

Este libro es crudo, según vimos en el resumen de los Hornos de Hitler, el holocausto fue una época ruda. Sin duda, un infierno viviente para las personas que tuvieron que pasar por él, una demostración de los horrible que es el ser humano. Olga nos cuenta a detalle todo lo sucedido a través de sus ojos, y de cómo algunos personajes trataban a la gente. No es ficción, y es una pieza digna de leerse para ver las atrocidades cometidas por los nazis.

Hay capítulos donde Olga se dedica a contarnos su historia personal, mientras otros son líneas más generales sobre los nazis. En general están bien distribuidos y es fácil guiarse sin perderse dentro del mismo, además la historia está bien contada.

Conocer sobre nuestro pasado, es lo mejor para poder mejorar el futuro, y saber que esto sucedió, es menester de no volver a repetirse. Esta guerra solo sirvió para demostrarle al mundo lo podridos que están algunos seres humanos, y de cómo algunas personas sobreviven bajo duras circunstancias.

Información y Datos del Libro

Luego de haber visto los horrores de este libro en el resumen de los Hornos de Hitler, vamos a repasar algunos datos importantes. Este texto, fue escrito por Olga Lengyel Gross y es del tipo autobiográfico, en donde ella nos relata todo lo que vivió en la guerra.

Dicho libro fue publicado en el año 1947, y según ella, está dedicado a mantener la memoria de todas las personas que vivieron el infierno de la guerra. Su título original fue Five Chimneys, que luego, al adaptarse su versión al español seria cambiado a los Hornos de Hitler.

El libro fue traducido a múltiples idiomas y gozo de una fama relativamente alta, que lo ayudó a distribuirse mundialmente. Cuenta con 27 capítulos, cada uno titulado con una de las cuestiones más relevantes de esa parte de la historia. Además, empieza con la vida de Olga antes de vivir este infierno y termina cuando logra escapar y sobrevivir a la guerra.

Recuerda, si te gustó el resumen de Los Hornos de Hitler, entonces te invitamos a leer también los siguientes resúmenes:

(Visited 410 times, 1 visits today)

Deja un comentario